dimecres, 16 d’abril de 2014

Dia Mundial de la Veu


Hacía exactamente tres años, dos meses y una semana que no la encontraba por ninguna parte. La había buscado en aquella cueva, donde reveló sus secretos más íntimos por primera vez. La buscó bajo el agua del mar de cada verano. Buscó en la ermita en la que se refugiaba cuando el amor decidía ponerse en su contra. Buscó entre las letras de sus libros aparentemente ordenadas con sentido. La buscó en objetos perdidos y entre sus recuerdos. Pero no la encontraba por ninguna parte. Entonces, ya abatida y desesperada, cerró los ojos y lo entendió. La había tenido dentro todo el tiempo; y era el único lugar donde no se le había ocurrido buscar.
Patidecontes

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada